Lo primero que debes conocer a la hora de poner en marcha un nuevo producto en el mercado, es si este logrará ganar impulso en el mismo. Para ello, se deben accionar las palancas correctas dentro de un mercado con volumen en el que el modelo de negocio sea válido y consiga un crecimiento sostenible.

Si se produce tracción, quedará demostrado que las necesidades económicas de la empresa comienzan a tangibilizarse. Gracias a esto, validaremos de que existe una demanda real del producto, por el que el negocio crezca y sea viable. Por ello, sabremos que lo que estamos ofreciendo, ha logrado encajar en el mercado, que la marca está creciendo, y que estamos atrayendo la atención del público adecuado.

Hay varias maneras de demostrar tracción, y estas dependerán del modelo de negocio y la forma en la que vamos a monetizar.

Para comenzar, debemos entender cómo es la línea de tiempo desde que se crea la empresa (startup) , hasta que se comienza a crecer de forma orgánica.

En primer lugar, comenzaríamos en una primera fase llamada «start working»

En la tracción, comenzamos a ver repuntes en nuestras métricas clave, nos avisa de que estamos en buen camino hacia conseguir ingresos y buena rentabilidad.

Las métricas que nos pueden advertir de que nos encontramos en una fase de tracción pueden ser entre otras, las siguientes:

  • Ingresos
  • Rentabilidad
  • Tráfico
  • Engagement
  • Medios y periódicos
  • Nº de usuarios registrados
  • Nº de usuarios activos

Pasos para conseguir Tracción

  1. Definir objetivos de tracción
  2. Cultura Data Driven
  3. Generar demanda